contador de visitas gratis
Search
Miércoles 13 Noviembre 2019
  • :
  • :

Docentes de Kinesiología se preparan para poner en marcha moderno laboratorio en el CADI-UMAG en Punta Arenas

Una vez que comiencen las actividades del recinto, proyectadas para mediados de agosto, los estudiantes del área de la salud y los pacientes que reciban las atenciones kinesiológicas, podrán contar con uno de los laboratorios mejor instrumentados de Chile y Latinoamérica.

El Laboratorio de Análisis del Movimiento Humano que se pondrá a disposición de la actividad que realizará la Universidad de Magallanes una vez que inicie su funcionamiento el Centro Asistencial Docente y de Investigación, CADI UMAG, guarda un potencial tecnológico y de investigación en el área de la Kinesiología, que ha hecho necesario que, su cuerpo académico, fortalezca y perfeccione sus conocimientos en el uso y gestión de equipamiento de punta, como parte de la preparación que se encuentran realizando para su futura puesta en marcha.

Crédito: UMAG Comunicaciones

Es en ese contexto que, recientemente, visitaron las instalaciones del recinto universitario, los kinesiólogos e investigadores, Rony Silvestre y Manuel Alvear, especialistas del área que, llegaron a Magallanes, con el fin de asesorar y capacitar a los docentes de la carrera en lo que será el inicio de actividades de este moderno laboratorio, considerado, de acuerdo a su implementación, como uno de los mejores instrumentados a nivel latinoamericano en cuanto a la calidad de su hardware y su infraestructura.

El kinesiólogo Rony Silvestre es Dr. en Biomedicina y profesor del área de Biomécanica en la Universidad de los Andes. Tras el recorrido guiado que hizo con sus colegas de la UMAG y funcionarios de la Gobernación de Magallanes por las dependencias del laboratorio afirmó que echar andar un espacio de estas características en una zona extrema, es un gran desafío profesional y científico para los académicos locales, pero que, a su vez, brinda una enorme ventaja en comparación al resto del país.

“Un laboratorio de esta envergadura, yo creo que debe correr por carriles paralelos. Primero, como laboratorio docente, formar alumnos aquí, es realmente un plus respecto a los demás alumnos de Chile. Segundo, la investigación, como Alma Mater de toda universidad, teniendo este tipo de hardware, se facilita. Lo tercero es la comunidad, cómo a través de este laboratorio ustedes pueden aportar a problemas reales de la comunidad que vive en ambientes extremos. Es decir, el conocimiento que existe de los colegas y este laboratorio, les permitirá poder decir que están al servicio de la comunidad en los problemas más complejos, principalmente, en el ámbito músculo-esquelético”, recalcó.

El Laboratorio de Análisis del Movimiento Humano del CADI UMAG, según explicó el investigador, cuenta con un sistema que captura el movimiento en el espacio compuesto por diez cámaras de alta velocidad y alta resolución; un sistema de cuatro sensores de fuerza en el suelo; y un equipo de electromiografía inalámbrico que sirve para sensar la actividad eléctrica de los músculos, “lo que te permite versatilidad –agregó Silvestre- y un rango de movimiento de unos cien metros a la redonda”.

Para el kinesiólogo y especialista en fisiología aeroespacial, Manuel Alvear, a partir de este trabajo, la idea es poder desarrollar unidades de investigación en diferentes ámbitos, pero, en especial, ver la vinculación con el ambiente extremo, como la Antártica. “Nuestra visita pretende poder entregarle a nuestros colegas de la zona, nuestra experiencia en relación a este tipo de tecnología y cómo nosotros la hemos ocupado hasta el día de hoy en diferentes actividades como en fisiología del ejercicio, con deportistas, con personas en situación de discapacidad y con personas que se dedican a los ambientes extremos, a la actividad en la Antártica, ya que preparar el ser humano para operar ahí e ir más allá de lo que conocemos, es fundamental para el mundo”, manifestó.

El docente del Departamento de Kinesiología de la UMAG, Pedro Quintana, en tanto, aseguró que “es una tremenda responsabilidad para nosotros desarrollar conocimientos en esta área, impactar en la comunidad en tantos ámbitos como evaluar cirugías, resultados quirúrgicos, problemas de la región, obesidad, como puerta de entrada a la Antártica, poder aportar conocimientos para evaluar a todas las personas que van a ese territorio en condiciones extremas, en fin, tenemos una oportunidad local y la tecnología, por lo que este laboratorio nos va a entregar mucho conocimiento para realizar tratamiento en el área de la medicina del deporte, la rehabilitación cardiovascular y otros problemas de alta incidencia en esta zona”.

Durante la visita, los académicos y los especialistas asesores sostuvieron también reuniones con representantes del Instituto Nacional de Deportes (IND) a nivel regional con el objetivo de  programar acciones de gestión e investigación relacionadas con las prestaciones que podrá brindar el CADI.