contador de visitas gratis
Search
Miércoles 11 Diciembre 2019
  • :
  • :

Bolsas de plástico, ¿hay otra opción?


La mayoría de productos que encontramos en los supermercados están envueltos en contenedores plásticos y, cuando no es así, los comercios nos ofrecen bolsas desechables para que los introduzcamos cada vez que visitamos la tienda. Esto se ha normalizado hasta tal punto que las personas que reciclan ven cómo sus cubos dedicados a los envases se llenan irremediablemente cada día con una ingente cantidad de desperdicios.

La mala noticia es que no todos los desechos que van a parar al contenedor de envases se pueden reutilizar y el planeta lo sufre cada día con más intensidad. Ante el problema, es imprescindible tomar conciencia de que no basta con poner los plásticos en el contenedor adecuado, lo ideal es reducir al mínimo el consumo de este tipo de productos poniendo en práctica sencillos pasos cotidianos que fácilmente se convierten en costumbre.

¿Es posible reducir el uso de plástico cada día?
La respuesta a esta pregunta es sí, sin duda. Las bolsas de plástico se han introducido en nuestras vidas de tal modo que ahora parece muy difícil organizarse de un modo distinto, sin embargo, lo único complicado es cambiar la mentalidad de las personas. Siguiendo unas pautas muy simples cada día es muy fácil conseguir que el cubo de reciclaje de envases no se colapse de inmediato.

– Utiliza bolsas de algodón reutilizables en tu compra cotidiana. Estas bolsas tienen una durabilidad muy alta y se pueden usar innumerables veces para ir a la compra. Además, si se trata de bolsas totalmente fabricadas de algodón se degradarán por completo con rapidez una vez desechadas.

– Despídete de las pajitas para beber. En familias con niños pequeños podría parecer una tragedia, sin embargo, existen opciones reutilizables fabricadas de aluminio o de bambú que, además de reducir el plástico, aportan un toque de estilo a nuestros combinados.

– Compra a granel en lugar de paquetes envasados. Si guardas el producto en tu propio envase, ya sea en bolsas reutilizables o en tarros de tu elección, cuando compras a granel es fácil evitar las bolsas que ofrecen los comercios.

– Si puedes comprar un producto en caja evita la botella plástica. A nivel ecológico es determinante porque el cartón se recicla con mucha más facilidad y es totalmente biodegradable.

Una necesidad que no se puede ignorar
Estos son solo algunos consejos que ayudan a reducir el uso de plásticos en la vida diaria. Sin embargo, es cierto que se puede hacer mucho más y la solución pasa por la educación y concienciación de la población por parte de las administraciones, así como por la toma de medidas drásticas que obliguen a los comercios a reducir la oferta de plásticos entre sus productos.

Ya existe una gran variedad de tiendas de comercio justo que apuestan por reducir el consumo de hidrocarburos, minimizar los plásticos y fomentar la compra más saludable para las personas y para el planeta. Siempre que se apueste por este tipo de tiendas se estará haciendo un gran favor al medioambiente.