contador de visitas gratis
Search
Jueves 21 Noviembre 2019
  • :
  • :

Gobierno presenta Agenda Social para pescadores artesanales

Una agenda social para el sector pesquero artesanal presentó este viernes, en caleta Portales de Valparaíso, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, como parte de las medidas dispuestas por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera para avanzar hacia un Chile más justo y solidario.
La iniciativa considera nueve acciones que irán en beneficio directo de quienes integran el rubro artesanal en todo el país: desde un bono solidario que favorecerá a unos 2 mil pescadores y pescadoras, hasta la apertura de un registro (RPA) que permitirá el ingreso de nuevos tripulantes a la actividad. Todas las medidas estarán iniciadas o ejecutadas al 31 de diciembre de 2019.
“El Gobierno ha hecho diversos anuncios en función de las demandas ciudadanas y el sector pesquero, evidentemente, está incluido. Por eso, durante las últimas semanas, nosotros hemos estado diseñando y trabajando una Agenda Social que hoy hemos lanzado. Creemos que es una agenda potente, que va directamente a los sectores más postergados y que inyecta recursos y capacidades para que la gente pueda desarrollarse y tener un mejor futuro”, afirmó el subsecretario.

Lo acompañaron en la presentación de la agenda, el director ejecutivo (s) del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura de Pequeña Escala (Indespa), Ricardo Radebach, y la directora regional Valparaíso de Sernapesca, Soledad Tapia. Ambos organismos tendrán un papel clave en la implementación de algunas de las iniciativas.
Respecto del bono solidario, Zelaya detalló que beneficiará a pescadores de 65 años o más, y a pescadoras de 45 años o más, vale decir el grupo más postergado del sector artesanal. La entrega de este apoyo implicará una inversión aproximada de $600 millones.

“Recibirán un bono de aproximadamente $250 mil, que complementa todo lo que está haciendo el Gobierno en materia de previsión social”, subrayó.

La apertura del Registro Pesquero Artesanal (RPA) en la categoría de pescador propiamente tal, en tanto, permitirá la entrada de tripulantes artesanales a la actividad, en pesquerías que hoy están cerradas por encontrarse sanas (en plena explotación): “Eso posibilita renovar e ingresar más personas a este registro, que trabajarán legalmente en la pesca artesanal”

Así, aumentará el número de personas habilitadas para operar como tripulantes artesanales, pero no la cantidad de embarcaciones que desarrollan tareas extractivas, lo que repercutirá positivamente en la sustentabilidad de los recursos.
Zelaya anticipó igualmente que en los próximos seis meses, el Gobierno inaugurará 10 plantas desalinizadoras que entregarán agua a diversas caletas de pescadores. Un acceso seguro al recurso ayudará a convertir a esos asentamientos en polos de desarrollo, al facilitar los negocios gastronómicos y turísticos, entre otros. Las instalaciones, que funcionan con energía solar, tendrán un costo de $600.000.000.
La agenda considera igualmente renovar, mediante una inversión de $60 millones, los equipos de trabajo a mil mujeres algueras, quienes generalmente desarrollan sus tareas en condiciones precarias.
Se dispondrá, además, un Fondo extraordinario para pequeños acuicultores en áreas de manejo (AMERBS). Productores de choritos, algas o piscicultores menores podrán optar a este financiamiento, que asciende a un total de $100.000.000
El subsecretario anunció también que se destinarán $180.000.000 para que organizaciones artesanales financien estudios de factibilidad y prefactibilidad de plantas de proceso y salas de comercialización en caletas. Instalaciones de este tipo permiten a los pescadores agregar valor a su trabajo y diversificarse productivamente.
Otra iniciativa se relaciona con la creación de la Escuela del Pescador: un programa permanente de capacitación gratuita para quienes se desempeñen en el sector pesquero artesanal. Las actividades se concretarán en caletas, regiones, direcciones zonales, eventos, talleres y de manera virtual.
Zelaya anticipó, además, la apertura parcial del RPA para que más embarcaciones artesanales capturen jibia. En una primera fase, la medida se adoptará para Antofagasta y Atacama (unas 100 naves se verán beneficiadas en cada región).
La agenda prevé asimismo aplicar un programa de promoción de consumo de productos de mar, que pondrá sobre relieve el trabajo del sector artesanal y la oferta gastronómica y turística de las caletas, con los consiguientes beneficios para los pescadores.